Reporte de semanas cotizadas

Si deseas conocer con más detalle cómo van tus cotizaciones, debes utilizar el reporte de semanas cotizadas. Ahora bien, ¿Cuál es el objetivo de este documento? Y ¿cómo se obtiene? Analízalo a continuación.

¿Qué es el reporte de semanas cotizadas?

Es un acta donde se visualiza con más detalle el conjunto de semanas que has cotizado en los últimos años. También, se incluyen datos relacionados con tus 5 trabajos anteriores. Además, puedes encontrar las fechas de admisión y despido, junto con los honorarios de las cotizaciones.

Este reporte es emitido en cualquier institución en la que estés cotizando tus semanas, bien sea el IMSS o el ISSSTE.

Objetivo de este documento

La finalidad del reporte de semanas cotizadas, es ofrecerles a los trabajadores que están en periodo de cotización ante el IMSS, la siguiente información:

  • La cantidad de semanas que cotizaste cada año. A partir de 1982 es para los trabajadores que ya se aseguraron de forma permanente. Desde 1986 es para aquellos obreros ocasionales de la construcción. De 1997 en adelante será para aquellos empleados casuales.
  • Los antecedentes de las cotizaciones efectuadas por los últimos 5 jefes. Lo que incluye: nombre de la empresa o de tus patrones, las fechas de admisión y expulsión. Así mismo, se anexa el sueldo base cotizado en la fecha de despido con cada empleador y en dado caso el actual.
  • En este reporte de semanas cotizadas puedes observar el SBC (Salario base de cotización). El cual usan las empresas en las que has laborado, o trabajas en el presente, para darte de alta ante el IMSS.  

¿Por qué es útil el reporte?

Este documento es útil en tres casos:

  1. Es una buena manera de evadir disputas en lo que respecta al archivo de semanas cotizadas en el IMSS. De esta forma, verificas que son la cantidad correcta y tienes pruebas que te ayudarán en caso de hacer un reclamo.
  2. Si un empleado es asegurado por el IMSS, este puede solicitar ciertos beneficios, como lo son las pensiones o ayudas económicas.
  3. Esta documentación también beneficia a los patrones. Primero, porque los ayuda a conocer los registros laborarles de cierto trabajador. Segundo, los asiste a la hora de contar cuantas semanas ha trabajado un obrero. De esa forma, se le puede tener en consideración para ciertas prestaciones, tales como aguinaldos o utilidades.

¿Cómo se hace un reporte de semanas cotizadas?

Las instrucciones para realizar un reporte de este tipo, son las siguientes:

  • Lo primero es completar toda la información del trabajador, ingresando su número de seguridad social en vigencia y su nombre completo.
  • Los datos de sus últimos empleadores, nombre de las empresas, admisión, despido y el sueldo con que cotizaba, se deben verificar.
  • Revisar la totalidad de semanas que un obrero ha laborado desde que comenzó su vida como empleado.
  • Indicar de forma clara, la fecha en la que estás realizando el reporte, eso ayuda a tener un mejor control.

Lo que se necesita para usar el reporte de semanas cotizadas

Estos son algunos requisitos que se deben tener a la mano para usar este reporte:

  • Tienes que poseer la clave única de registro de población (CURP).
  • Poseer tu NSS (Número de seguridad social).
  • Tener un correo electrónico vigente, al cual te enviarán la clave para acceder.
  • Para leer los documentos necesitas un lector de PDF.

¿Cómo se puede obtener el documento?

Cómo se puede obtener el documento

Para poder retirar o descargar este oficio se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Ingresar a la página oficial del IMSS, con los requisitos que viste anteriormente: NSS, CURP y correo electrónico.
  2. Al ser admitido en la página y confirmar tu usuario, se te enviará una clave al correo que registraste.
  3. Ingresa a tu correo y anotas la contraseña que te fue enviada. Luego, regresa al sitio web del IMSS, coloca la clave y teclea tu NSS.
  4. Cuando la página te dé ingreso, debes ir al apartado de: reporte de tus semanas cotizadas. Ese registro se abrirá en formato PDF, lo que te permite descargarlo o imprimirlo.

Lo más recomendable es revisar este documento con detenimiento, así detectas algún aspecto que deba ser aclarado o no. Si después de visualizar el reporte, decides que algo no está bien, tienes todo el derecho de pedir una consulta. Esas aclaraciones son efectuadas en las oficinas del IMSS. Busca la que se encuentre más cercana a tu lugar de residencia.

En resumen, un reporte de semanas cotizadas es aquel que te permite analizar con más detalles tus cotizaciones. De igual manera, tienes la posibilidad de verificar si tus antiguos patrones cotizaron en el IMSS de forma correcta. Y en determinado caso, si no estás conforme con la información que te fue suministrada, puedes hacer una consulta.