Semanas cotizadas para la pensión ¿Cuántas necesito?

Si tu pregunta es ¿Cuántas semanas cotizadas para la pensión debo tener? Estás en el lugar correcto. El tiempo de cotización es un elemento importante a la hora de obtener este beneficio. A continuación verás éste y otros requisitos, así como las leyes que lo determinan.

¿Qué es una pensión?

Es una asistencia económica que se provee a los trabajadores asalariados al momento de jubilarse. Se cree que después de tantos años de trabajo, el jubilado merece descansar, sin preocuparse por sus ingresos. No obstante, para ello necesita tener una cuenta con ahorros suficientes, en el momento en que se deje de laborar. Dichos resguardos económicos se obtienen de la totalidad de periodos cotizados.

Como trabajador, solo obtendrás tu beneficio correspondiente, si lo que fue calculado supera el 30% del beneficio garantizado. Luego de que se cubra una parte del seguro bajo el cual quedarán tus beneficiarios.

Cantidad estipulada de semanas cotizadas para la pensión

Ese periodo se condiciona según los lineamientos de ciertas leyes. Ejemplo, basándote en la del 73, allí se indica que tendrás que trabajar al menos 10 años. Eso para ser apto a recibir el beneficio.

En el caso de la promulgada en 1997, se estipula que el periodo laboral será de 1,250 semanas. Este tiempo se traduce en alrededor de 24 años desempeñándote como un empleado formal.

Lineamientos del 73 para la obtención de este beneficio

Allí se expone lo necesario para recibir tu compensación. Esta puede ser, por haber cesado de trabajar debido a algún imprevisto, o porque ya estás entrado en años. Los requerimientos son los siguientes:

  • En caso de haber cesado, tienes que cumplir los 60 años. Ahora bien, si deseas acceder a la pensión por  vejez, debes tener 65. Luego de eso se pueden hacer las solicitudes correspondientes.
  • Las cotizaciones deben ser de 500 semanas.
  • Cuando pidas este beneficio, tienes que haber dejado de trabajar.

Al cumplir con los requisitos ¿Qué hacer?

Al cumplir con los requisitos ¿Qué hacer

Si llenas esos requisitos, programa una reunión con tu Afore (Administradora de Fondos para el Retiro). Ellos se encargan de procesar tu compensación en cualquiera de sus dos modalidades. También se responsabilizan de orientarte, hacer correcciones en algunos datos (si es necesario), añadir tu expediente y facilitarte estos documentos:

  • Archivo que te identifica de manera oficial, junto con una foto y la firma.
  • Un oficio donde se añade tu NSS consignado por el IMSS, INFONAVIT o por tu Afore.
  • Constancia donde se indican tus datos al nacer.
  • Un acta de vivienda, que no sobrepase los 3 meses.
  • Tu CURP (Clave única de registro de población).
  • Un documento emitido por tu afore que no supere los 6 meses.
  • Si posees beneficiarios, se deben presentar los trámites donde se le asigna al familiar.

¿Cuánto dura la solicitud?

La duración del trámite es de un mes. Apenas concluya te será entregado un oficio que indica cuánta compensación recibirás. Sujeto por supuesto a los lineamientos del año 1973. También, se te hará saber el sitio y el día donde vas a cobrar tu beneficio.

¿Qué pasa si no cumplo con las semanas cotizadas?

En caso de que los periodos cotizados no sean suficientes para recibir la compensación, el IMSS expedirá una negación a tu beneficio. Con ese documento, tienes la posibilidad de retirar el pago total que tengas en tu cuenta de ahorro, conforme a lo siguiente:

  • Al cumplir los 60 años, se pueden retirar los recursos, exceptuando el SAR 92-97.
  • Una vez que se cumplieron los 65 años, ya puedes retirar el SAR 92-97 y vivienda.

Lineamientos estipulados en la ley de 1997 del IMSS para retirar la pensión

Las semanas cotizadas necesarias para la obtención de tu compensación, se amparan en la ley de 1997. Estas regulaciones son un poco distintas a los lineamientos de la del 73. Sin embargo, al ser la más común, es necesario que tengas en cuenta los siguientes requerimientos:

  • Debes tener menos de 60 años.
  • De forma obligatoria, para la seguridad social, se debe cotizar al menos, durante 24 años.
  • Los ahorros que tengas, tendrán que ser suficientes para tu jubilación.
  • Se debe causar una baja en el sistema del seguro.
  • En el momento de pedir la pensión, no puedes disponer de ningún empleo remunerado.

¿Qué pasa con tus recursos si no alcanzas las 1,250 semanas de cotización?

Si no cumples con el tiempo necesario para tu compensación te será entregada una negativa a tu beneficio. Eso indica que todos tus recursos te los entregarán en un solo paquete. No obstante, si tu capital es suficiente, haces bien en hablar con la aseguradora y disponer de un plan de pagos vitalicios.

Por otro lado, este dinero puede ser administrado de manera individual, procurando que los ahorros sean equivalentes a la compensación. Si deseas aumentar tu ahorro, mantente en contacto con tu afore.

En conclusión, las semanas cotizadas para la pensión, según las leyes, serán entre 500 y 1,250. Por consiguiente, procura cumplir con todos los requisitos necesarios, para que no tengas una negativa a tu beneficio.